5 paradojas que te harán pensar

5 paradojas que te harán pensar
raulanibal
paradojas para pensar

paradojas para pensar

Una paradoja es una declaración o un problema que, o bien parece producir dos resultados totalmente contradictorios (todavía es posible), o presente una prueba de algo que va en contra de lo que intuitivamente esperamos. Las paradojas han sido una parte central del pensamiento filosófico durante siglos, y siempre están dispuestos a desafiar nuestra interpretación de situaciones de lo contrario simples, convirtiendo lo que podríamos pensar que es verdad sobre su cabeza.

5 Paradojas para pensar:

  • Paradoja de Aquiles  y la tortuga

La paradoja de Aquiles y la tortuga es uno de una serie de discusiones teóricas del movimiento presentado por el filósofo griego Zenón de Elea en el siglo quinto antes de Cristo. Se inicia con el gran héroe de Aquiles desafiando a una tortuga a una carrera a pie. Para mantener las cosas justas, que se compromete a dar a la tortuga una ventaja inicial de  500 metros. Cuando comienza la carrera, como era de esperar de Aquiles empieza a correr a una velocidad mucho más rápida que la tortuga, por lo que por el momento se ha alcanzado la marca de 500 metros, la tortuga sólo ha caminado 50 metros más allá de él. Pero en el momento de Aquiles ha alcanzado la marca de 550 metros, la tortuga ha caminado otra 5m. Y por el tiempo que ha alcanzado la marca de 555 m, la tortuga ha caminado otra 0.5m, a continuación, 0.25m, a continuación, 0,125, y así sucesivamente. Este proceso continúa una y otra vez a través de una serie infinita de distancias cada vez más pequeños, con la tortuga siempre se mueve hacia delante, mientras que Aquiles siempre juega a ponerse al día.

Lógicamente, esto parece demostrar que Aquiles nunca puede adelantar a la tortuga-cada vez que llega a alguna parte a la tortuga ha sido, siempre tendrá una cierta distancia que aún hay que ir no importa lo pequeño que sea. Excepto, por supuesto, sabemos intuitivamente que puede adelantar a la tortuga. El truco aquí no es pensar en la paradoja de Zenón de Aquiles en términos de distancias y razas, sino más bien como un ejemplo de cómo cualquier valor finito siempre se puede dividir un número infinito de veces, no importa lo pequeño que sus divisiones podrían llegar a ser.

  • Paradoja de Bootstrap

La paradoja Bootstrap es una paradoja del viaje en el tiempo que pregunta cómo algo que se toma desde el futuro y se coloca en el pasado jamás podrían llegar a existir en primer lugar. Es un tema común utilizado por los escritores de ciencia ficción y ha inspirado tramas en todo, desde el médico que a los Bill y Ted películas, pero uno de los ejemplos por el profesor David Toomey de la Universidad de Massachusetts más memorables y directas y se utiliza en su libro La nuevo Tiempo viajeros : supone un autor y su manuscrito.

Imagine que un viajero en el tiempo adquiere una copia de Hamlet de una librería, viaja en el tiempo a Londres isabelino, y entrega el libro a Shakespeare, que luego lo copia y coge como su propio trabajo. Durante los siglos siguientes, Hamlet se reimprime y reproducido innumerables veces hasta que, finalmente, una copia de la misma termina de nuevo en la misma librería original, donde el viajero del tiempo lo encuentra, lo compra, y se lo lleva de nuevo a Shakespeare. ¿Quién, entonces, escribió Hamlet?

  • Paradoja del niño o niña

Imagínese que una familia tiene dos hijos, uno de los cuales sabemos que son un niño. ¿Cuál es entonces la probabilidad de que el otro niño es un niño? La respuesta obvia es que decir que la probabilidad es de 1/2-después de todo, el otro niño sólo puede ser ya sea un niño o una niña, y las posibilidades de un bebé que nace un niño o una niña son (esencialmente) igual. En una familia con dos hijos, sin embargo, en realidad hay cuatro combinaciones posibles de hijos: dos varones (MM), dos chicas (FF), un chico mayor y una chica más joven (MF), y una chica mayor y un chico joven ( FM). Ya sabemos que uno de los niños es un niño, lo que significa que podemos eliminar la combinación FF, pero que nos deja con tres igualmente posibles combinaciones de los niños en los que al menos uno es un niño-a saber, MM, MF y FM. Esto significa que la probabilidad de que el otro niño es un niño-MM-debe ser 1/3, no 1/2.

  • Paradoja de la tarjeta

Imagínese que usted está sosteniendo una tarjeta postal en la mano, en un lado de la cual está escrito, “El comunicado en el otro lado de esta tarjeta es cierto.” Vamos a llamar a ese Estado de Cuenta A. gire la tarjeta, y el lado opuesto dice: “el comunicado en el otro lado de esta tarjeta es falsa” (Boletín B). Intentar asignar algo de verdad en cualquiera Declaración de A o B, sin embargo, conduce a una paradoja: si A es cierto, entonces B tiene que ser así, pero para B es cierto, A tiene que ser falsa. En contraposición, si A es falso, entonces B debe ser falsa también, que en última instancia debe hacer una verdadera.

Inventado por el lógico británico Philip Jourdain en el año 1900, la paradoja de la tarjeta es una simple variación de lo que se conoce como una “paradoja del mentiroso”, en el que la asignación de valores de verdad a las declaraciones que pretenden ser verdadera o falsa produce una contradicción. Una aún más la variación complicada de una paradoja del mentiroso es la entrada siguiente en nuestra lista.

  • Paradoja del cocodrilo

Un cocodrilo agarra un muchacho joven de una orilla del río. Su madre se declara con el cocodrilo de devolverlo, a la que el cocodrilo responde que sólo devolverá al niño con seguridad si la madre puede adivinar correctamente si es o no de hecho volverá al niño. No hay ningún problema si la madre adivina que el cocodrilo devolverá al niño; Si se equivoca, el cocodrilo lo mantiene. Si la respuesta es que el cocodrilo será no devolverlo, sin embargo, nos encontramos con una paradoja: si es correcto y el cocodrilo nunca tuvo la intención de volver a su hijo, a continuación, el cocodrilo tiene que devolverlo, pero al hacerlo rompe su palabra y contradice la respuesta de la madre. Por otro lado, si se equivoca y el cocodrilo en realidad tenía la intención de devolver el niño, el cocodrilo debe entonces a mantenerse a pesar de que tenía la intención de no hacerlo, por lo tanto también rompe su palabra.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*